RSS

Silencio de una Alma solitaria

Una obscura mañana de un invierno que se va, me encuentro sentado sobre mi cama observando a mi ventana como la tenue lluvia golpea contra esta, y un diminuto pájaro se posa en ella totalmente empapado y temblando del frio mirando al cielo como rogando porque la lluvia se detuviera, me siento extrañamente nostálgico al observar tan desolada escena, y comienzo a divagar en mis recuerdos, en mi pasado, en mi propia vida; me detengo a observar mi habitación y encuentro un vacío total, y las pequeñas figurillas de mis “héroes” ya no están como una pobre alma condenada, y como la poca luz del día cubre cándidamente mi habitación la siento totalmente vacía, fría y obscura…Me levanto perezosamente de mi cama y camino lentamente hacia mi espejo y lo único que puedo observar es un rostro marcado por los golpes de la vida totalmente impávido, duro y inexpresivo; pero que en el fondo de esa dura mirada hay una llama ardiente que late fuertemente como cual corazón latiendo desesperadamente por mantenerse vivo; retiro mi rosto hacia un lado pues ya no soporto más seguir observando tal fría e distante escena…Avanzo hacia mi ventana y la abro con esfuerzo pues siento que todas mis fuerzas se han perdido en mi mohillada almohada, cuando al fin mi ventana está totalmente abierta siento la fría brisa golpear mi cara y siento tan confortantemente cálido, bajo mi mirada y observo que aquel pajarillo que había observado con Anterioridad se encuentra ahora reposando en el marco de mi ventana, “parece que está durmiendo” pensé con frialdad, lo recogí con mis frías manos y lo lleve hacia mi pecho al darme cuenta que su vida se había extinguido como cuando se apaga una vela en medio de la obscuridad; me senté en el suelo con el pajarillo sobre mi pecho y seguí observando la ventana con la lluvia golpeando mi rosto , y de repente sentí algo cálido correr por mi mejilla y me di cuenta que estaba llorando “porque” me dije con rabia, retire el pajarillo de mi pecho y lo vi reposando en mis manos, ladee mi rostro y me puse a reflexionar con mis sinceras lágrimas ” tú te pareces mucho a mí, siempre solo, siempre a la defensiva y luchando contra lo que no se puede luchar, siempre diciendo si cuando por dentro te mueres por decir que no, siempre dejando que los demás se aprovechen y cuando te quieres defender lastimas hasta a los que más quieres y finalmente te cansas de luchar y te dejas caer como hoja ante el imponente viento e poco a poco te vas apagando y en los últimos momentos te arrepientes profundamente de nunca haber cambiado cuando lo pudiste hacer y te regañas a ti mismo por llorar aún a escondidas cuando tú mismo dices que eso es solo para los débiles y te has convertido en lo que más detestas, en un total sensible que cualquier cosa te derrumba totalmente….” Elevo mi rosto viendo al cielo y levanto decidido pongo al pajarillo en el marco de la ventana y veo que está respirando y se levanta me mira agradecido y se va volando pues la lluvia se ha detenido, observando tan conmovedora escena pongo mis manos en la ventana y le grito al mundo “te quiero, ya nunca más peleare contigo ahora eres mi mejor amigo” me doy la vuelta abro la puerta y veo por ultima ves mi habitación y sonrió al decidir dejar el pasado atrás y tomar al presente y avanzar con paso firme hacia una mejor vida con la frente en alto sin dejar que nada me afecte y a usar por primera vez en mi vida “mi propia voz”….
“Los monstruos y fantasmas existen, son los que llevamos cada uno y muchas veces ganan al final del cuento”
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 29, 2011 en Uncategorized

 

Recuperar la realidad

La historia que te voy a contar, quizás de origen turco, es de una gran sabiduría:

En una pequeña y pacífica aldea, vive un viejo sabio. Un día, de pronto, todas las gallinas caen muertas. Entonces los aldeanos van a ver al viejo y le preguntan:

-¿Qué dice usted de esto, es una maldición?

-No -responde el sabio- es algo bendito. No puedo decirles por qué, pero es para nuestro bien.

Los aldeanos se van refunfuñando que el sabio ya envejeció demasiado…. Al día siguiente todos los perros se desploman, paralizados.. Los aldeanos regresan donde el sabio.

-¿Y ahora, díganos, esto es bueno o es malo?

-¡Es bueno!

Al tercer día, todos los fuegos se apagan. No funcionan las cocinas, ni los hornos para el pan, ni las calefacciones, no pueden encender una antorcha. Corren otra vez a la choza del sabio.

-¡Ahora sí que es verdaderamente una maldición!

-¡No, es para nuestro bien!

– ¿Cómo puede decir que es bueno que nuestras gallinas mueran, los perros se paralizen y los fuegos se apaguen? ¡Se ha vuelto loco, ya no creemos en usted!

En ese momento una banda de feroces bandidos pasa cerca de la aldea. Todos los aldeanos se aterran pensando que serán robados y degollados. Se ocultan reteniendo lo más que pueden su respiración. Pero el jefe de esos ladrones observa las calles vacías y dice: “No hay gallinas, no hay perros, no sale humo de las chimeneas, aquí no vive nadie. Vámonos”…. Y es así como los aldeanos se salvan de una muerte segura.

A veces nos suceden cosas que sentimos como una catástrofe. Sin embargo, cuando tienes una gran pérdida, el mundo te da un bien que no esperabas. La perdida y lo obtenido se equilibran. Pero, si no estás en la vía espiritual, todo lo que te sucede te parece totalmente nefasto, a semejanza de los aldeanos del cuento. Si te privan de algo, pregúntate si no eres tú quien ha provocado esto, y dite que quizás eso sea para tu bien. En una lectura de Tarot, mi consultante se quejó amargamente de que su amada lo había dejado por otro. Le dije: “Alégrate, por fin has cesado de vivir con una mujer que no te amaba. Ahora puedes comenzar a vivir en la realidad.”

Así como los aldeanos pierden sus animales y su fuego, nosotros, que vivimos en una época difícil, estamos perdiendo antiguas amarras que nos daban la seguridad. Estábamos atados a unas costumbres familiares, a una moral religiosa, a una cultura nacional, a unas ideas políticas, a un sistema económico. Todo esto nos ha decepcionado. El mundo ha entrado en crisis. Y los individuos también. El mundo, con sus leyes caducas, no nos pide nuestro parecer: todos los sistemas avanzan hacia la dictadura. Quienes acaparan el poder, no nos dejan ser lo que somos, nos obligan a ser lo que ellos quieren que seamos. No tenemos finalidad existencial. Debemos luchar y trabajar para enriquecer a las grandes multinacionales. ¿Es esto una maldición? ¡No, es para nuestro bien!

Así como el gusano se retuerce para dar origen a una mariposa, la situación catastrófica actual, donde hasta el planeta está amenazado, al indicarnos que estamos en peligro de padecer una extinción de nuestra especie, nos propulsa hacia un despertar inminente de la conciencia.

Aprenderemos a ser libres, es decir a desprendernos de todo lo que no es auténtico: osaremos demoler los límites inculcados en nuestra mente por culturas que durante siglos han vivido impidiendo el cambio, la mutación, para así, en nombre de la tradición, poder esclavizarnos. Entre la dispersión subjetiva, pensar una cosa, amar otra, desear otra y hacer otra cosa, elegiremos la unidad, para así gestarnos a nosotros mismos, aprendiendo a amarnos liberados del Yo, reconociendo que somos una obra divina. Entonces, sin jefes bufones, seremos dueños de nosotros mismos, con confianza total en nuestro destino, en la unión con todos los otros y en la aceptación como única patria al Planeta Tierra.

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 16, 2011 en Uncategorized

 

Una copa de vino

El fin de semana lo pase muy tranquilo, estuve leyendo un libro que tenia temas interesantes, como por ejemplo que es lo buscan las personas? comenta que muchas veces buscamos satisfacer el apetito fisico, como todo hombre o mujer, y aveces pasamos desapercivido lo mas importante la belleza espiritual, por ello comentaba el autor que el indice de separaciones o divorsios como desees llamarlo proviene de lo que no somos sensatos al decidir y quedamos embrujados por la parte fija, e aqui un estracto del libro, disfrutalo y saca tus propias concluciones……No busques la belleza en el rostro, búscala en los sentimientos. No busques la hermosura en el cuerpo, búscala en el alma. No busques en mi corazón desprecio busca el amor puro y sincero que yo te ofrezco. No busques mi boca solo por besarla, lee en ella y sabrás que te quiero. No mires mis ojos solo por verlos lee mi mirada y sabrás que te amo. Y si un día nos enojamos por alguna razón calla, no digas nada, deja que el amor nos atraiga…la vida es una copa plena de felicidad, pero nunca se nos da llena…nos dan un sorbito de vez en cuando, un sorbito con el que tenemoss que ir llenándola, gota a gota, todos los días, para sobrevivir…no te la pases gimiendo tus desgracias, pronosticando tragedias imaginarias, o asustado por males, que probablemente nunca lleguen…nacemos para luchar por la felicidad, para crearla, para construirla a pesar de tristezas, desencantos, errores, malas jugadas e irremediables imprevistos…la felicidad no se encuentra en bienes y placeres…se actúa bien y ella sola se va presentando, la felicidad no es estar añorando todo lo que nos falta, sino acoplarnos a todo: lo que tenemos y lo que no tenemos, no vendas tu felicidad… ¡REGALALA!

No busques fórmulas sencillas, ni baratas para tenerla…Ingredientes de la felicidad:

Compartir lo que tienes.
Amar sin exigencias.
Perdonar sin cicatrices.
Aceptar sin perfecciones.
Agradecer lo que te dan.
¡Y no rendirte nunca!.

Todo tiene que ir armonizando:

Del panal, un poquito de miel.
Del mar, un poquito de sal.
De la vida, un toque de optimismo.
De la imaginación, sueños.
Del dolor, raíces fuertes.
Y de la fe, solidez de roca.

Porque no sabemos cómo llenar nuestra copa…Porque no damos a la vida todo lo que podemos darle y esperamos, a veces ingenuamente, que la vida nos regale, pero sin pagar el precio…¿Por qué no somos felices?
No olvidemos que la mejor manera de ser feliz, es: ? Ocuparse de que ótros lo sean, dar sin esperar, servir con mucho AMOR y por AMOR. Demos mucho de nosotros y la felicidad llegará sola. Llenemos nuestra copa y deleitémonos, siendo…

¡FELICES!

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 16, 2011 en Uncategorized

 

Amistad

 

Amistad, para que cuando tu alma añore un amigo, sin pensarlo busques, y ese alguien corra a tu lado.
Sonrisas, para que cuando tus lágrimas escurran tras la cascada de tu mejilla en un día gris, sean las risas las que iluminen tus tristezas. Grandes sueños, para que cuando en tu mente exista un vacío, sean aquellos bosques cubiertos de invierno los que atrapen la atención de tu pensamiento. 

La fuerza de unas manos, para que cuando tus tobillos se cansen, los hombros de alguien te sirvan de fuerza al andar.

Un ramo de abrazos, para que cuando los tropiezos te dificulten el andar, sean los ánimos una esperanza que te ayuden a continuar. Una estrella joven, para que cada vez que el sol descanse, sea esa fiel luz la que te acompañe.

Un pedacito de humildad, para que cuando los éxitos engrandezcan tu persona, sea la sabiduría el aire mágico que te haga valorar lo que otros desprecian al llegar a una nueva orilla.

Mi cariño sincero, para que cuando sientas que nadie te acompaña, recuerdes que en paisajes verdes o valles áridos mi pensamiento siempre te lleva de la mano.

Un abrazo inmenso, para que cuando necesites sentir tus fuerzas sean éstos, el puerto de tus emociones.

Un par de lágrimas, para que se alberguen entre tu alma y corazón; así, si en algún segundo la soberbia daña tu andar, sea una muestra de sensibilidad ajena la que te ayude a no cometer injusticias.

Hoy quiero desearte… que compartas tus alegrías con los seres que amas, para que cuando creas que caminas en la soledad, mil angelitos resguarden tu mirada.

Hoy quiero obsequiarte… lo más bello que puedas recibir mientras transformas estas líneas en un espejo; donde la ternura que aquí encuentres y donde la belleza que aquí nazca, te de la certeza de que no estás sola. la alegría y la satisfacción de servir. 

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 16, 2011 en Uncategorized

 

Mi nombre es Amor

Mi nombre es Amor y no tengo edad, ni sexo…Nadie pudo jamás verme, ni oírme ni tocarme y sin embargo, todos saben que existo, porque alguna vez sintieron mi presencia. Nací con el hombre y aun ya fui antes, porque el hombre mismo fue producto del amor, o sea de mi mismo. Habito en el corazón de los hombres y comparto mi hogar con otros sentimientos como la alegría, la tristeza, la ira y el odio. No tengo brazos y sin embargo soy tan fuerte que muchos dieron la vida en mi nombre. No tengo piernas, mas sin embargo, puedo unir continentes sin mediar distancias. Nunca tuve ojos, para los que quiero si solo me interesa la belleza interior y para verla no los necesito. No tengo oídos, pero soy capaz de escuchar la voz del corazón. Como me alimento, podrás preguntarte? Me gustan las palabras dulces y los gestos cariñosos, me encantan las miradas tiernas, el eco de las risas, el valor de la amistad. Me robustezco cuando me alimento de ilusiones y de fe. Crezco con el compromiso y la entrega. Tengo mucho miedo a la ingratitud y a la traición. El dolor y la pena pueden herirme, pero no matarme. No quisiera conocer la muerte, pero el olvido es capaz de causármela. Que donde estoy?, como darse cuenta de que existo? Pues bien, fíjate en los ojos de una mujer acariciando la cabeza de su hijo recién nacido, allí estoy yo. Mira a tu alrededor las flores, los pájaros, el cielo, las nubes y las estrellas, y me veras a mí, porque todos ellos fueron creados por mí, porque todos ellos fueron creados por el amor. Contempla el rubor en el rostro de una niña ilusionada al recibir su primer beso, sigo siendo yo. En el cariño del amigo que te tiende la mano, te comprende, te escucha y te reconforta, allí estoy yo. En el beso afectuoso de un hijo al despedirse de sus padres, también estoy yo. En el recuerdo de la sonrisa de un ser querido que se fue, también estoy yo. En la ternura de un niño jugando con un animalito y sigo siendo yo. En muchos sitios, a través del tiempo, sin importar las diferencias, estoy yo. Si quieres buscarme hazlo, pero sabes que solo me encontraras cuando ya no pienses mas en ti mismo, en ese momento solo abre tu corazón y me hallaras..

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 16, 2011 en Uncategorized

 

Soledad del Hombre Mujeriego

Hay una creencia en relación a los hombres que suelen ser grandes seductores, o considerados mujeriegos. La sociedad cuando cuestiona a un hombre infiel, o que suele mantener relaciones efímeras con distintas mujeres, lo ve como seres súper dotados, calificados como irresistibles por sus encantos ya sean internos o externos frente a las féminas. Felizmente, en estos tiempos la percepción de la humanidad frente a estos Don Juanes está cambiando, en el sentido de poder apreciar su lado oculto, la gran soledad que los acompaña.

¿Qué acoge la soledad que los acompaña? Hombres mayormente con grandes dificultades para poder comprometerse con una mujer, que más aún desconocen la fidelidad. Y además, con cargas agresivas hacia la pareja muy intensas, siempre traicionándola y engañándola. 

¿A quién le miente este hombre? Será que en su fantasía le miente a su propia madre, a la huella de esta madre no tan sostenedora, ni suficientemente buena de su infancia, será una forma de vengarse de esta madre con cada mujer a la que parece amar, y que en realidad solo maltrata y abusa. 

Por otro lado, ¿qué le queda al macho luego de cada encuentro furtivo o polvo al paso con cualquier desconocida? 

La desgarradora soledad, escoltada de sensación de vacío, y el gran dolor de ni siquiera recordar el nombre de su amante de la noche pasada. Grandes machos envueltos en un sin fin de sentimientos irresueltos de su infancia creándoles constantemente dolor, el dolor de no poder amar lo suficiente, y mas aún de no permitirse ser amados. 

Algunos de ellos asocian su desbordado gusto por las mujeres a la herencia familiar, es decir al legado de mujeriegos de la estirpe, rememorando cuando fueron llevados por sus progenitores a algún burdel para hacerse hombres, y lo bien que se sintió su padre por esto, pero no ellos. 

Es curioso, pero hasta ahora no he conversado con ningún hombre que recuerde este momento como grato o satisfactorio, de hecho algunos han analizado la situación y lo han relacionado con el abuso que han ejercido con ellos de chicos, violentándolos con cualquier prostituta, donde ellos tenían que disimular algarabía cuando en el fondo se sentían utilizados, aterrados y muy solos. 

¿Qué hay con el padre del mujeriego? Es sorprendente, pero en cada historia narrada por uno de ellos, al llegar al punto del padre de la infancia, nos encontramos con progenitores que prácticamente los abandonaron porque siempre anduvieron más pendientes de satisfacer sus propias necesidades que las de sus pequeños hijos. Clínicamente hablando, el padre es quien instaura el súper yo (conciencia moral) en el hombre, sin embargo, qué sucede cuando el padre no ejerce el rol de padre, ni de autoridad, ni de jefe de familia. Cuando por el contrario es un adolescente más de la familia viviendo alocadamente, y transgrediendo leyes, ¿qué sucede con los hijos de estos hombres? 

La respuesta es clara, estos hijos lamentablemente, tendrán que caminar demasiado para entender que ellos son distintos a este padre, quien a la larga los abandonó, y ahora ellos son condenados a vivir con ese sentimiento de abandono al pasar de una a otra mujer, proyectando en ellas “el sentimiento de abandono”, en realidad muy propio de ellos. Es decir, la historia se repite una y otra vez. 

Freud (1910) describe las maneras en las que los hombres neuróticos se comportan en el amor: actuando la tendencia de convertir a una mujer comprometida en el objeto de su amor y de ese modo gratificar impulsos de rivalidad y hostilidad asociados a la situación edípica, experimentando un conflicto consciente e inconsciente entre la elección de una mujer idealizada, altamente valorada o una mujer tipo prostituta, sustituto degradado de la madre “instintiva”. 

Podemos pensar que en el mujeriego más allá de su soledad, también hay un gran sentimiento de frustración, en el sentido de no poder desear a la mujer que ama, y no amar a la mujer que desea. 

Ferenczi (1923) considera el coito como una regresión parcial a una vida intrauterina y escribe:

“el hombre penetra los genitales de la mujer con su pene, que es una representación en miniatura del yo”. 


 
Deja un comentario

Publicado por en junio 15, 2011 en Uncategorized

 

Momentos

Escribir después de tiempo es reconfortante y mas ahun escribirle a las amistades que visitan este blogger es mucho mejor, cuando los mensajes positivos son de mucha utilidad y de reforzamiento espiritual por lo tanto me siento complacido por ello, porque se concientemente que siembro una semilla de amor y amistad en sus corazones, es asi mismo que después de un tiempo aprendemos la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y aprendemos que el amor no significa apoyo y que la compañía no significa seguridad, y empezamos aprender que los besos no son contratos y que los regalos no son promesas, y empezamos a aceptar las derrotas con la cabeza en alto y los ojos abiertos, con la gracia de un adulto, no con el pensar de un niño. Y aprendemos a construir todos nuestros caminos en el hoy porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para los planes. Después de un tiempo aprendemos que incluso la luz del sol quema, si la recibimos en demasiada cantidad. Por lo tanto, plantemos nuestro propio jardín y decoremos nuestra propia alma, en lugar de desear que alguien nos traiga flores. Y aprendemos que en verdad podemos soportar…Que en realidad somos fuertes, y que en verdad valemos.

Hay algo acerca de un simple abrazo que siempre reconforta; nos da la bienvenida a casa, y nos facilita el partir. Un abrazo es una forma de compartir la alegría, y los momentos tristes por los que pasamos.

Puede ser solo el modo en que los amigos te dicen que les agradas por el simple hecho de ser tú.

Los abrazos tienen sentido para todos, para quienes de verdad nos interesan, desde la abuela hasta el vecino, o un posible osito de peluche.

Un abrazo es una cosa asombrosa, es la forma perfecta para demostrar el amor que sentimos, cuando no encontramos las palabras adecuadas.

Es gracioso como un pequeño abrazo hace a todos sentirse bien. Es un lenguaje universal.

Abrazar no requiere equipo nuevo, baterías especiales o herramientas.

Sólo abre tus brazos y abre tu corazón. ….

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 14, 2011 en Uncategorized